5 formas efectivas de mejorar la calidad del sueño

mujer durmiendo en su cama

Si cada día cuando te levantas por las mañanas te sientes cansado y sin fuerzas, necesitas mejorar la calidad de tu sueño. Evidentemente, necesitas dormir unas 8 horas para que tu cuerpo se recomponga. Asimismo, si trabajas muchas horas y fuerzas tu cuerpo tanto físicamente como mentalmente, puede que necesites descansar más tiempo.

También, debes tener presente que el nivel de estrés y de agotamiento, sobre todo mental, influye en la calidad de tu sueño. Una de las mejores maneras de mejorar la calidad de tu sueño es mantener un estado anímico y mental equilibrado. Por lo contrario, si eres de aquellos que piensa en exceso y que suele mantenerse en un estado nervioso, la calidad de tu sueño será peor.

Debes saber que los problemas de sueño a largo plazo tienen un impacto directo en tu bienestar general. No gozar de un sueño de calidad supone estar más cansado físicamente, tener menos fluidez mental, incluso estar de peor humor. Por lo tanto, es necesario que le des importancia en mejorar la calidad de tu sueño ya que es necesario para tu bienestar integral. Los problemas de sueño nunca deben tomarse a la ligera.

Si tus problemas para dormir parecen temporales, las siguientes formas de dormir mejor por la noche deberían ser suficientes. Sin embargo, si pones en práctica las siguientes acciones y después de un tiempo probándolo ves que sigues sin dormir bien, entonces debes ir a un especialista.

Si los problemas por conciliar el sueño y por tener un sueño de calidad perduran en el tiempo, puede que hayas desarrollado insomnio. En este caso, solo un profesional en el ámbito podrá ayudarte en tomar las medidas que tu personalmente necesitas.

1. Hacer actividad física mejora la calidad del sueño

Hacer ejercicio es un buen método para mejorar la calidad del sueño

Hacer ejercicio físico es una forma probada de lidiar con los problemas de conciliación del sueño. Especialmente, si eres una persona que suele llevar un estilo de vida más sedentario, es decir, sin mucho movimiento.

La actividad física moderada hará que el cuerpo se oxigene mejor y los músculos cansados por el esfuerzo físico querrán regenerarse. De este modo, te será más fácil conciliar el sueño y mejorar la calidad del mismo.

Puedes hacer una caminata corta al aire libre todos los días o trote ligero, ciclismo, natación, patinaje sobre ruedas, etc. Cualquier tipo de actividad física puede ayudarte a conciliar el sueño más rápido y brindarte un sueño reparador y prolongado.

En el caso de personas mayores o discapacitadas, la actividad física no debe ser demasiado intensa. En estos casos, es importante que la actividad física se adapte a las capacidades personales de cada persona. Esto es porque si realizas un esfuerzo excesivo teniendo estas condiciones puedes provocar un efecto contrario o no deseado.

2. Mantener una dieta adecuada

alimentación para mejorar la calidad del sueño

Mantener una dieta variada, nutritiva y sin cafeínas o teínas ayudará a mejorar la calidad de tu sueño sin duda. Las comidas grasas y difíciles de digerir no se recomiendan para las personas que tienen problemas para conciliar el sueño. Por eso, si tienes problemas para conciliar el sueño, evita las cenas pesadas.

Otro aspecto que te ayudará es comer tu última comida un par o tres de horas antes de acostarte. Si sigues estos tiempos entre la hora de comer y la de acostarte, la comida que has comido será parcialmente digerida. Gracias a esto, como tu estómago ya no tiene que trabajar tan duramente, tu cuerpo se relajará más fácilmente.

Por otro lado, tampoco podemos olvidarnos de las bebidas estimulantes. Si tienes problemas para conciliar el sueño, vale la pena eliminar el café, los tés, las bebidas energéticas y/o el alcohol. Estas bebidas hacen que estés más despierto y agitado, lo que es contrario a la relajación que necesita tu cuerpo para dormir.

Así pues, si varias tu dieta en base a estos aspectos que hemos visto, será más fácil mejorar la calidad de tu sueño.

3. Levantarse temprano puede ser un buen método

mujer levantándose pronto

Tener una hora fija para levantamos ayudará a introducir el ritmo correcto de actividad y sueño en nuestro ciclo diario. Por eso, tener una hora más o menos fijada para acostarse y otra para levantarse ayuda a mejorar la calidad de tu sueño.

Incluso si tienes sueño al inicio al hacer este cambio de horarios, es bueno que intentes seguirlo. De este modo, tu ciclo de sueño y de vigilia se reequilibrará y pasado un tiempo te será más fácil dormirte y levantarte.

Por otro lado, debes saber que las siestas por la tarde no son una buena idea si tienes problemas por dormirte en la noche. Esto se debe a que si haces una siesta, desajustas tu ciclo biológico de sueño y de vigilia. Debido a esto, por la noche te costará más conciliar el sueño.

Prueba de reajustar tus horarios y de evitar las siestas y verás como mejora la calidad de tu sueño al dormir por la noche.

4. Ventilar el dormitorio puede mejorar la calidad de tu sueño

dormitorio con la ventana abierta

Al contrario de lo que parece, la temperatura de nuestra habitación puede ayudarnos o dificultarlos la conciliación del sueño. Así pues, una suave bajada de la temperatura en nuestra habitación puede afectar en gran medida la facilidad para conciliar el sueño.

Por lo tanto, vale la pena ventilar el dormitorio antes de acostarse, preferiblemente durante el día, incluso si es invierno. De esta forma, bajamos la temperatura en el dormitorio y le introducimos una dosis de aire fresco. Ventilando un poco todos los días tu habitación es muy probable que logres mejorar la calidad de tu sueño.

5. Remedios naturales para mejorar la calidad del sueño

Remedios caseros para mejorar la calidad del sueño

Existen remedios naturales que contribuyen significativamente en mejorar la calidad del sueño y que facilitan conciliarlo. Puedes probar de usar un complejo de hierbas preparadas en herbolarios específicamente para mejorar la conciliación del sueño.

También puedes ir a una farmacia cercana y ellos te aconsejarán que es mejor que te tomes. En las farmacias también tienen algunos compuestos naturales para mejorar la conciliación del sueño. Los compuestos a base de hierbas a base de valeriana, lúpulo o melisa ayudan significativamente a conciliar el sueño.

Así que ya tienes diferentes opciones a probar para mejorar la calidad de tu sueño y dormir mejor. Ahora es tu turno, el momento en que debes poner la teoría a la práctica y ver qué te funciona a ti. En principio, estos remedios deberían ser suficientes para devolver tu ciclo de sueño a la normalidad.

Sin embargo, si esto no te resulta suficiente, deberás acudir a un experto que pueda ayudarte en tu caso personal. ¡Ah, y otro aspecto! ¿Sabias que dormir con almohada también puede afectar en la calidad de tu sueño? Descúbrelo en el artículo que aquí te dejo enlazado de porque es negativo para tu cuerpo dormir con almohada.

También, a continuación de dejo enlazada la sección de sueño y descanso de Amazon ¡por si quieres darle una ojeada!

Y ya por último, si te han gustado las imágenes de este artículo, quiero que sepas que estan sacadas de CanvaPro. A continuación te dejo enlazado su página web oficial para que veas todas las posibilidades y herramientas que tienes con Canva. Personalmente, lo que más me gusta de CanvaPro, es poder hacer diseños profesionales sin ser yo una diseñadora profesional.

Pinea esta imagen en Pinterest!




About Propietaria de EstateAlDia

Emprendedora, educadora social y profesora de español. Ella misma se considera una amante de la educación emocional y social. Además, está formada en SEO y en marketing digital, y es la fundadora de estatealdia.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *