10 señales que evidencian que tu relación no tiene futuro

corazón de papel partido

Cuando empezamos una relación con alguien pensamos que esa persona es ideal para nosotros, que es el amor de nuestra vida y que nadie nos va a querer tanto ni a tratar tan bien como nuestra pareja.

Al inicio de la relación todo es ideal: hay pasión, hay amor, hay emoción, hay diversión, hay sexo y un montón de otras maravillosas experiencias que nos inundan de felicidad. 

Sin embargo, con el pasar del tiempo la relación puede cambiar y puede ser que dejemos de vivir esas maravillosas experiencias con nuestra pareja.

Creemos que no estamos igual de bien con nuestra pareja como antes por el estrés, por el trabajo, por estar pasando un mal momento… nos ponemos mil excusas diferentes para no afrontar una dura realidad: el amor se acabó, la pasión se apagó y ya nada volverá a ser como antes.

Si estas leyendo este artículo es porque sientes que hay cosas en tu relación que no van bien. No eres la única persona que ha vivido esta situación ni la única persona que lo está viviendo ahora mismo, igual que tú.

¿Y si te dijera que está cambiar esta situación está en tus manos?

Te voy a mostrar 10 señales que evidencian que tu relación no tiene futuro:

1. Si ya no eres una prioridad para tu pareja tu relación está decayendo

¿Tu pareja evita pasar tiempo contigo o parece tener siempre tiempo para los demás, pero no para ti?

Si la respuesta es sí, definitivamente no estás en su lista de prioridades. No podemos pretender ser lo más importante en la vida de nuestra pareja, pero si deberíamos estar en los primeros lugares de su lista de prioridades. 

Si no es así, algo va mal. Y si solo te busca para estar contigo para complacer sus necesidades sexuales, también.

2.Sientes que eres una persona muy diferente a la que eras antes

chica triste mirando hacia abajo porque su relación no va bien

Cuando decides estar con alguien, lo haces sabiendo que tiene sus virtudes y sus defectos como todo el mundo. Así pues, cuando empiezas una relación con alguien debes pensar que no puedes cambiar aquellos aspectos que no te gustan de tu pareja.

Tu puedes ayudar a que tu pareja mejore en algunos aspectos, siempre y cuando quiera, pero no puedes ni debes pedirle que cambie, no es justo.

Por otro lado, cuando tú cambias para gustar a tu pareja, dejas de ser tu. Esto a la larga trae consecuencias negativas como sentirse insatisfecho, triste o desilusionado. Además, pierdes tu originalidad. Dejas de ser tú para ser quién desea el otro que seas. Por tanto, en cierta medida, no estas siendo sincero contigo mismo.

Necesitas estar con alguien que te quiera y te acepte tal y como eres, que no quiera cambiarte a su gusto, sino que le gustes tal y como eres. Tú, exclusivamente tú.

3.La mayoría de conversaciones terminan en peleas en tu relación

Discutir de vez en cuando con tu pareja es normal, incluso saludable. Compartir los diferentes puntos de vista con tu pareja facilita que os podáis entender mejor y, por ende, que podáis solucionar los problemas que vayan surgiendo a lo largo de la relación.

Esto es lo que hace que una pareja se fortalezca y perdure en el tiempo. A diferencia, discutir frecuentemente y por cualquier cosa no es normal ni es bueno. Las discusiones constantes nos afectan negativamente.

Hacen que nos sintamos menos felices y pueden llegar a afectar nuestra salud física y mental. Por tanto, si discutes habitualmente con tu pareja es una señal de que las cosas no van bien en vuestra relación.

4. Tu das lo mejor de ti a tu pareja, pero no recibes nada a cambio

chica con sombrero y chico de pelo rizado juntos en una relación

Es cierto que debemos dar lo mejor de nosotros sin esperar a ser recompensados a cambio. Pero, en una relación de pareja los dos deben darse amor, cuidarse y mimarse mutuamente. Si solamente lo hace uno, la relación ya no es de dos, sino de uno, y uno solo no puede lograr que una relación de dos vaya bien.

Para que una relación funcione, los dos deben poner de su parte en cuidar la relación y ser atentos y amorosos con el otro.

Si tu estás dando lo mejor de ti a tu pareja y no recibes lo mismo a cambio, estás malgastando tus esfuerzos y energías en complacer a una persona que no valora ni se merece todo lo que estás haciendo para hacerle feliz.

5.Tu relación es seca y aburrida

Cuando decides estar con una persona es porque con ella la vida es mejor. Pero, si llega un momento en que esa relación no te aporta nada de positivo ¿Por qué sigues estando en esa relación?

El tiempo que llevas estando con una persona te marca y hace que pienses “Bueno, llevamos mucho tiempo juntos y las relaciones pasan por mejores y peores momentos…” y eso es cierto…hasta cierto punto. 

Si la mala racha dura demasiado y la relación no consigue superarla puede ser porque haya llegado un punto en el que no podáis aportaros nada más el uno al otro.

Puede ser que empezaras con tu pareja en un momento en el que los dos compaginabais perfectamente pero que ahora ya no lo hagáis porque los dos habéis cambiado.

En este caso, ha llegado la hora de cambiar el tipo de relación que tenéis. A veces, una relación de pareja no funciona pero sí que funciona una amistad.

6.No te sientes amado por tu pareja

mujer de media melena, que se le mueve por el viento, y hombre de espaldas

Cualquier relación de pareja debe basarse en el amor y en el cariño. Si estás en una relación en la que recibes pocos cariños y poca atención y no tienes momentos íntimos de amor con tu pareja, ¿Qué diferencia esta relación de cualquier otra relación que puedas tener? 

En el momento que decides estar en una relación de pareja es porque eliges a esa persona sobre cualquier otra para dedicarte a ella, amarla, cuidarla y crear un presente y un futuro mejor juntos. Si todo esto no se cumple, ¿Por qué sigues eligiendo a esta persona?

Cualquier ruptura es difícil y conlleva tiempo superarla, pero cuando no hay amor es mejor terminar esa relación y mostrarte abierto a conocer a otras personas que sí estén dispuestas a cuidarte, a mimarte, a dedicarte su tiempo y su espacio y a amarte cada día de su vida.

7.Empiezas a ver más sus defectos que sus cualidades

Todos tenemos nuestros defectos y nuestras virtudes, y tu pareja no es una excepción. Como todos, tu pareja tendrá características personales que no te gustaran, y viceversa. Eso es inevitable porque todos somos diferentes unos de otros. 

Pero si tu ves en tu pareja más defectos que virtudes y esos defectos tienen mayor peso para ti que sus virtudes, entonces deberías plantearte si realmente esa persona te aporta todo lo que tu necesitas y esperas de tu pareja.

Te propongo algo. Piensa en aquellas características que tu necesitas, sí o sí, que tenga tu pareja para poder hacerte feliz. Enumera una lista de 10 cosas que necesitas que te dé tu pareja. Si tu pareja no llega como mínimo a tener 7 de esas características que tu necesitas, alomejor es que aún debes encontrar a tu pareja ideal.

Y no la encontrarás si te sigues ligando a una persona que no satisface tus necesidades. Tienes derecho a buscar y a encontrar a alguien que sea capaz de satisfacerlas. ¡Te lo mereces!

8.Tenéis valores diferentes

chico sentado en su ventana mirando hacia afuera

Tu y tu pareja no debéis ser iguales, ni siquiera hace falta que tengáis personalidades parecidas. Está demostrado que los polos opuestos se atraen y que hay relaciones en que las dos personas son muy diferentes entre sí y funcionan.

Eso se debe a que uno complementa al otro y, en nuestra opinión, esto puede ser muy positivo, ya que provoca un enriquecimiento mutuo. 

Sin embargo, los valores de vida son otra cosa. Debéis compartir ciertos valores éticos, ya que son aquellas ideas que rigen nuestra forma de ser, de pensar y de actuar.

Si tu y tu pareja tenéis valores muy diferentes es probable que entréis en conflicto frecuentemente porque tenéis maneras diferentes de entender la vida y, por tanto, a lo largo vuestra relación terminará. Necesitáis tener un mínimo de valores compartidos para que vuestra relación pueda durar con el tiempo.

9.Ya no confías en tu pareja

Si ya no tienes de que hablar con tu pareja, ya no disfrutas de su compañía y prefieres pasar tiempo con otras personas, algo va mal. Y si, además de esto, no es a tu pareja a quién acudes cuando tienes problemas y necesitas a alguien que te ayude, aún peor.

Deberías poder confiar en tu pareja plenamente, ya que es con quien has decidido compartir tu vida. La confianza es la base de cualquier relación sana y duradera en el tiempo. La falta de confianza genera inseguridad, celos y malestar en general.

Así pues, si no confías en tu pareja no te sentirás nunca del todo bien con ella y eso te producirá un malestar tanto emocional como mental. Para eso, es mejor estar solo y sentirse más seguro y más feliz.

10.Ya no existe respeto en tu relación

silueta de una chica con coleta cogiendo un baso de agua y detrás suyo, silueta de un hombre con la boca abierta

Si además de todo lo anterior, encima no hay respeto, plantéate, por favor, terminar con esta relación lo antes posible. Sin respeto, nada bueno puede suceder. Si te quieres, debes hacerte respetar, y a quién no te respete le abres la puerta para que se vaya ¡Ya! A eso se le llama amor propio. 

Conclusión

Terminar una relación no es nada fácil. Muchas veces sabemos que hay cosas que no van bien, que hay cosas que no funcionan en nuestra relación. Sin embargo, tendemos a creer que son malas rachas y que ya se superarán con el tiempo, mientras recordamos los momentos felices que compartimos con nuestra pareja en el pasado.

Pero la realidad es que el pasado no es el presente, y que lo que uno realmente necesita es ser feliz en el momento presente. Las personas estamos en continuo cambio y evolución, por eso es normal que a veces una relación que empezó con amor y pasión se convierta en una relación aburrida, con desconfianza y sin amor ni cariño.

Cuando eso sucede, es mejor terminar la relación porque los días pasan y la vida es finita. Debemos aprovechar nuestra vida y ser felices porque no sabemos cuándo se terminará y vale la pena gozar de nuestra vida en este mundo. Por eso es importante estar con gente que nos haga felices, sean nuestros amigos, pareja o familiares. 

Tu decides con quien estar y con quien no. Tu decides ser feliz o no serlo.

Si deseas cambiar esta situación pero no te sientes con las fuerzas necesarias, te recomendamos leer el artículo “5 formas de superar un mal momento por ti mismo“. Esta lectura te ayudará a llevar mejor una situación tan complicada como es esta.

Este artículo está basado en la recopilación de las siguientes páginas web: genial.guru y modolove.com

Pinea esta imagen en Pinterest!




About Propietaria de EstateAlDia

Emprendedora, educadora social y profesora de español. Ella misma se considera una amante de la educación emocional y social. Además, está formada en SEO y en marketing digital, y es la fundadora de estatealdia.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *