Lo que debes hacer si te quedas encerrado en un sitio sin saber cómo salir

mujer encerrada en un ascensor

Hoy te contamos lo que debes hacer si te quedas encerrado en un sitio y no sabes cómo salir de él. Desde los inicios de la raza humana uno de los nuestros principales temores ha sido el de quedarse encerrado.

Algunos experimentan pánico, desesperanza, asfixia, ansiedad y dolor de cabeza al quedarse encerrados en un sitio sin poder salir. Otros experimentan náuseas, miedo, consternación, incluso desmayos. En resumen, estos son los ejemplos más frecuentes de la sintomatología física y psicológica que puede desarrollar una persona al quedarse encerrado. 

La claustrofobia es el trastorno psicológico diagnosticado a aquellas personas que tienen un miedo irracional a permanecer en espacios pequeños. También, forma parte de la claustrofobia el miedo a quedarse encerrado en algún lugar.

Estas personas al estar en espacios cerrados o limitados se sienten intranquilos, con pánico o miedo o, incluso, pierden el control de si. La claustrofobia está clasificada como una fobia específica dentro de los trastornos de ansiedad.

Es posible que una persona con claustrofobia al quedarse encerrada de verdad en algún sitio generar una incapacidad temporal por el miedo que experimenta.

Si quieres saber más acerca de como influye nuestro estado mental a nuestro bienestar integral te recomendamos leer el artículo “20 datos curiosos que no sabías sobre salud y que necesitas saber

Durante un encierro, las personas temen por las consecuencias reales o imaginarias de estar en ese sitio y por la restricción de sus movimientos. La persona que está encerrada sin quererlo se siente vulnerable y se alteran sus esferas biológicas, psicológicas y sociales.

Lugares más comunes en los que podemos quedarnos encerrados.

1.- Ascensores.

2.-Túneles.

3.- Metro.

4.- Baños Públicos o de Aviones.

5.- Habitaciones por trabas de puertas o ventanas.

6.- Equipos de Tomografía y Resonadores Magnéticos, Audiómetro, Aparatología para técnicas de diagnóstico médico.

7.- Refrigeradores Industriales, Bóvedas o Cuartos Cavas.

8.- Cabinas de Aviones.

9.- Incendios.

10.- Secuestros.

11.- Establecimientos, supermercados, comercios, etc.

¿Qué debe hacer si se queda encerrado?

Lo primero que debe hacer es mantener la calma a pesar de estar encerrado

hombre pensando en que hacer mientras esta encerrado en un sitio

Primeramente, es súper importante que intente tomarse unos minutos para asimilar y evaluar lo que está ocurriendo intentando ser objetivo. Primero, tome un par de respiraciones y concéntrese en su respiración. Eso le ayudará a calmar un poco los nervios y a poder pensar con mayor claridad y objetividad.

Piense que si se deja llevar por sus emociones negativas le paralizará su miedo y no encontrará solución alguna. Cuando se sienta más calmado, evalúe los posibles riesgos de su situación, la factibilidad y el tiempo de resolución.

Utilice sus mejores herramientas para afrontar dicha situación. Piense en un plan factible dependiendo de donde se encuentre y considera los recursos de los que dispone.

En segundo lugar, evalúe su estado emocional y el de las personas que están con usted si se da el caso. Es importante que lo haga sobre todo si hay niños, mujeres embarazadas, adultos mayores o personas con alguna condición especial.

Sería conveniente que si el ambiente está muy exaltado intentara calmarlo por el bien común de todos. Asimismo, si alguno de los presentes se muestra ansioso, inquieto, desesperado o alterado, procure entablar una conversación agradable con esa persona.

Esto les ayudará a ambos para apoyarse mutuamente y evitar el colapso general ante esa situación que perjudicaría a todos.

Lo segundo que debe hacer es avisar a los servicios de emergencia para que le saquen de dónde esté encerrado

bomberos planeando como socorrer a los encerrados

Si ve un lugar en ese espacio para active las alarmas de emergencia y socorro actívelas inmediatamente. De este modo vendrán antes a socorrerlos. En caso de no haber este sistema, si dispone de su celular notifique a personas cercanas a usted para que conozcan la situación.

Así le podrán brindar ayuda externa como enviarle personal técnico especializado dependiendo donde se encuentre encerrado. Por otra parte, si considera que va a ser realmente de utilidad, llame la atención de personas externas gritando y haciendo ruidos.

Sin embargo, si se encuentra en un sitio alejado completamente de la gente, no lo haga porque solo conseguirá exaltarse aún más.

Mientras se activan los mecanismos de ayuda, es importante no saturar de llamadas las líneas de emergencia. Otórgueles un tiempo prudencial para que se organicen y actúen. Le aconsejamos que se ponga cómodo.

Siéntese en el suelo, no se mueva en exceso e intente respirar de forma tranquila. De mientras, procure pensar en cosas agradables. Sea positivo y utilice su mente para trasládese a momentos o recuerdos que sean gratificantes para usted. Esto le ayudará a mantener la calma y a sentirse mejor ante esta situación.

Lo tercero es observar y analizar su alrededor

que hacer encerrado: joven analizando su situación e ideando una manera de actuar para salir de esa situación

Analice de qué recursos dispone a su alrededor y utilice adecuadamente aquellos que le puedan ser de ayuda en caso de haberlos.

Si requiere mantener el contacto constante con las personas que están participando en la contingencia y usted dispone de batería en su móvil no la malgaste, puesto que no sabe el tiempo que permanecerá encerrado allí. 

Si la contingencia no requiere el uso de su móvil, dispone de suficiente batería y tiene algún juego que le guste, úselo para distraerse.

Otra opción es llamar a personas cercanas que puedan brindarle apoyo desde la distancia. Resulta importante distraerte y no pensar de manera repetitiva en la situación en la que se encuentra.

Por favor, no corra riesgos, evite la ejecución de ideas irracionales por desesperación. No se exponga ni tome riesgos con repercusiones directas sobre su integridad física. Si desconoce la situación nunca es buena idea dejarse llevar por la impulsividad del momento.

Igualmente, evite patear puertas, romper cerraduras o pomos de apertura si sabe que no va a poder romperlas ni salir de ahí. Eso lo único que le llevará es hacerse daño y frustrarse más.

También, evite romper cristales con las manos desprotegidas o barrotes de hierro si no está seguro ni sabe a qué materiales se está enfrentando. 

Evite saltar de una terraza o colgarse y no haga rapel con materiales inseguros o si no sabe cómo hacerlo con seguridad. Recuerde que mientras menos peligrosas sean las opciones que está considerando más oportunas, tendrá más posibilidades de salir ileso de la situación.

Por último, pero no menos importante, siga las instrucciones de los expertos

bomberos preparados para un rescate con bombas de gas o oxígeno

Al momento de enterarnos que la ayuda está presente seguramente nuestra adrenalina se disparará y al hacer el primer contacto con los rescatistas o personas involucradas.

Puede ser que nuestra reacción normal sea querer participar activamente en la logística y es válido, solo que debemos evitar entorpecer el trabajo de las personas encargadas de la operación. 

Procure seguir las instrucciones al pie de la letra. Siga atentamente cada indicación que se le dé. Considere las advertencias que le están transmitiendo desde el exterior las personas que se encuentran realizando las maniobras de rescate.

Evite obstaculizar su paso y recuerde que quienes están a cargo de la situación tienen experiencia de situaciones anteriores similares a la que usted está viviendo y parte de su trabajo es evitar que los involucrados sufran alguna lesión.

Aprende de la situación vivida

persona sentada al suelo con un libro en la mano

Una vez que hemos superado una situación así tan adversa y hemos logrado salir a salvo de ese horrible contexto, llegó a placer eterno y eso nos hace vulnerables, mostrándonos indefensos ante un escenario que para el momento no podíamos controlar.

Es muy probable que durante varios días estaremos inquietos y con pensamientos repetitivos asociados al desagradable momento que vivimos. Por eso, haga actividades que le gusten y le distraigan para evitar que su mente siga pensando en ese evento negativo que vivió.

Forma parte del pasado, así que intente centrarse en vivir el presente y sentirse agradecido por poder volver a su vida normal.

Ahora bien, resulta curioso pensar el por qué de esta vivencia y sin duda la respuesta está anclada directamente a nuestro crecimiento personal como seres humanos.

El fortalecimiento de nuestras contingencias internas, la utilización asertiva de las herramientas de afrontamiento que poseemos como individuos ante una situación adversa y la valoración de nuestra vida y la de otros.

Por eso, debemos recordar que de todas las situaciones se puede sacar algo positivo, un aprendizaje, un cambio personal, decidir hacer un cambio en nuestras vidas, etc.

Por eso te recomendamos que en lugar de pensar en lo negativo que usted vivió, piense en qué aprendizaje puede llevarse después de haber vivido esa situación.

En ciertos momentos es preciso y necesario sentirnos frágiles, imperfectos y vulnerables para trabajar en nuestro crecimiento como personas, reforzar nuestra empatía y procurar dar lo mejor que poseemos como individuos.

Siempre podemos mejorar, y de las situaciones más difíciles es de donde se sacan los mejores aprendizajes y reforzamientos personales.

Autor de la imagen de portada del artículo: Julian Myles

Pinea esta imagen en Pinterest!




About Elisabet

Elisabet es educadora social y profesora de español. Ella misma se considera una amante de la educación emocional y social. Además, está formada en SEO y en marketing digital, y es la fundadora de estatealdia.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *